domingo, 19 de febrero de 2017

Al pelar una naranja ...

"Es imposible pelar una naranja sin mancharse las manos, a no ser que se usen guantes. La piel de estos cítricos está repleta de vesículas rellenas de aceites esenciales que saltan por los aires a la más mínima presión, en busca de cualquier ojo incauto: las vesículas de la cáscara lanzan líquido a velocidades de casi 40 km/h. Su aceleración es ¡1000 veces mayor a la que sufren los astronautas en el espacio!"

En el artículo que aparece en la sección de Ciencia del periódico ABC del 10-I-2017 puedes leer la noticia entera, pero en el vídeo puedes apreciar cómo sale lanzado el líquido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario