lunes, 3 de abril de 2017

¿Pero los átomos se pueden ver o no?

Esta es una de las preguntas recurrentes que TOOOOOODOS los años me plantean tropecientas veces en el aula. Y, claro, no digo que sí ni que no, sino todo lo contrario, porque no es sencillo dar una explicación creíble y que no plantee más preguntas a continuación para enredar todavía más la madeja.

Pero esta vez me he atrevido a responder con esta minipeli, que se puede utilizar desde 3º de ESO sin problemas y que tampoco chafa el principio de incertidumbre en 2º de Bachillerato. En lo único que hay que insistir es en que no se ve la imagen de los átomos como al enfocar un objeto muy pequeño en el porta de un microscopio tradicional. En su lugar, se utiliza el efecto túnel, mediante el cual es posible localizar los átomos que hay en la superficie que interesa, y, además, se consigue moverlos.

La película está hecha por IBM con el objetivo de divulgar cómo se pueden manipular los átomos, habitualmente para fabricar objetos que almacenan información (¿los ordenadores cuánticos?), pero en este caso para hacer una película de animación: un niño se hace amigo de un átomo y juega con él. La película está elaborada imagen a imagen, manipulando átomos ampliados cien millones de veces. Y, sin más, lo mejor es que la veas.


Además, el equipo que ha hecho la peli ha tenido el detalle de facilitar en un vídeo la explicación de cómo la han hecho. Merece la pena, sobre todo porque se trasmite el efecto estimulante de lo que es investigar y de la satisfacción que produce.


(Gracias a mi amiga "cuántica", que ha localizado la peli y, tan gentil como siempre, me ha pasado la información).

No hay comentarios:

Publicar un comentario