lunes, 17 de octubre de 2016

Rizando el rizo

No pares de correr, y no bajes de los 14 kilómetros por hora cuando llegues al techo. Esos son los dos consejos teóricos que recibió el especialista cinematográfico Damien Walters para llevar a cabo este arriesgado ejercicio: hacer un giro completo de 360 grados corriendo.

Por supuesto, una cosa es la teoría y otra muy distinta la práctica. El equipo de Walters comienza recomendando que no intentes hacer esto en casa. Los batacazos que se da este acróbata antes de conseguirlo apoyan ese consejo. Finalmente, retiran todas las colchonetas de protección y... no tienes mas que ver el vídeo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario