lunes, 22 de noviembre de 2021

Las ondas y los patitos

Cuando empezamos a hablar de ondas, el recurso inicial suele ser las ondas que se forman en el agua al tirar una piedra, por aquello de que es muy visual y se reproduce con facilidad en el laboratorio con una bandeja y una bolita.

Pero ... ¡sorpresa, sorpresa! Resulta que precisamente ese hecho tiene su utilidad práctica cuando los patitos comienzan a nadar en el agua. ¿Quién no se ha fijado en la fila tan perfecta que forman los patitos detrás de la pata, así, sin instrucciones ni nada?

No hay más que leer el artículo publicado por Miguel Barral en el Tercer Milenio de Heraldo de Aragón, sección Ciencia de andar por casa el día 22 de noviembre:

Física para patos: cuando los físicos meten la pata en la ecuación

El armonioso desfile acuático protagonizado por mamá pato y sus crías siempre ha fascinado e intrigado por igual a naturalistas y científicos. Ahora, por fin, la física puede haber dado con la explicación: a los patos les va el surf.

No voy a desvelar el misterio, así que no queda más remedio que leer el artículo. ¡Muy, pero que muy inteligentes los animalitos!

lunes, 15 de noviembre de 2021

¡Extraña forma de medir!

Quiero pensar que esto es un efecto secundario de la covid-19, que hace que de vez en cuando se nos vaya un poco la pinza con tantas restricciones como hemos soportado aunque no nos hayamos contagiado.

La foto la tomé el domingo 14 de noviembre en una bar de tapas del centro de Zaragoza. Es bastante grande y tiene abundante clientela. Casi me puse a contar, porque estaba muy animado, no fuera a ser yo el cliente 77 y solo pudiese entrar partido por la mitad (¿superior? ¿inferior? ¿izquierda? ¿derecha?). Y claro, mi mujer al borde del ataque de risa.

Con la lata que damos en los Institutos con la medida, el Sistema Internacional de unidades y todo el coplero, para tropezarnos luego con estas cosas ¡Pero qué falta de sentido común gasta el personal!

La conservación de la energía a hacer puñetas

¡Y yo sin enterarme del invento que aparece últimamente en prensa un día sí y otro también por aquello del precio de la energía eléctrica!


Juan Luis Fernández Garrido junto a su invento. Ana Margo / Hoy Zafra

Resulta que hay un aparato con el que el inventor asegura que "no estoy enganchado a la luz con ninguna compañía desde hace años. Trabaja con simpatía, libre y sin estar enchufado a ninguna fuente de energía. El aparato dispone de un áncora magnética que consigue mover una rueda gracias a una longitud de onda exacta de carga magnética. Esa rueda es la que genera electricidad de 8 amperios de forma totalmente gratuita."

¡Menudo chollo! ¡Y sin estar distribuido por todo el mundo mundial de punta a punta!

¿De dónde sale la energía para que el aparato funcione? Porque eso de que funcione solo supone la generación espontánea de la energía a partir de la nada, y va a ser que no. Además de que eso de "longitud de onda exacta de carga magnética" no tengo ni la más remota idea de lo que quiere decir.

Puedes leer la noticia completa por ejemplo en El Confidencial del 10 de noviembre. Y fíjate en que resulta que el inventor es autodidacta en Física (¡hay que joderse! y perdón por el exabrupto, pero toda la vida que llevo con el tema para no saber nada por lo que parece). 

¡Ah! La clave del asunto aparece al final: es el inventor de la pulsera magnética terapéutica (algo así como el equivalente a la homeopatía en Física). En fin, personal que se cree todo tipo de tonterías hay por todos los sitios ...

viernes, 5 de noviembre de 2021

¿Energía nuclear verde?

Llevamos una temporada oyendo tonterías sin tasa ni conocimiento debido al precio al que han  puesto la energía eléctrica, sumado a la necesidad de corregir en lo posible el cambio climático producido por el exceso de gases de invernadero como el dióxido de carbono producido en las combustiones.

Pero esta noticia, publicada en la prensa económica digital el 5 de noviembre,  supera los límites del sentido común: decir que la energía nuclear es energía verde es sencillamente una estupidez, además de pervertir el concepto de energía verde. 

Y que conste que como fuente de energía eléctrica producida a ritmo controlable sin emitir gases, la energía nuclear no me parece una mala solución (las energía solar y eólica funcionan cuando pueden, no siempre), pero de ahí a decir que es energía verde hay un trecho enorme. Los franceses tienen más de 50 reactores nucleares en funcionamiento y ahí están, exportando energía eléctrica y promocionando el asunto.

jueves, 4 de noviembre de 2021

El día del número de Avogadro (otra vez ...)

Hace unos meses ya publiqué una entrada sobre el día del número ,de Avogadro, centrada en por qué se celebra el 23 de octubre. Como se ha celebrado hace muy poco, en La Razón tuvieron a bien publicar un artículo que es de traca, así que voy a transcribir los primeros párrafos (los otros números como pi, la razón áurea, ..., no vienen al caso).

El número de Avogadro y los otros cinco números más importantes

"Hoy, 23 de octubre, se conmemora desde las 6:02 am hasta las 6:02 pm el número mol, una de las siete magnitudes físicas fundamentales del Sistema Internacional de Unidades

Hay pocos números que puedan competir en importancia con el número mol, una unidad básica en química utilizada para medir el peso molecular. Su invención se debe al físico y químico italiano Amadeo Avogadro (1776-1858), quien recibió el reconocimiento de sus aportaciones después de su muerte.

Hoy, 23 de octubre, desde las 6:02 am hasta las 6:02 pm, se celebra el Día del mol, también conocido como el número de Avogadro (6.02 x 10²³), que es una unidad de medida básica en química. El día del mol se puso en marcha para fomentar el interés por la química y tiene particular importancia en las escuelas de los Estados Unidos, aunque centros educativos de todo mundo se han ido uniendo con diversas actividades relacionadas con la química.

La explicación de qué es el número mol es más o menos sencilla, puesto que se trata de un sistema de medida sobre el número de partículas, átomos o moléculas que hay en una cierta cantidad de sustancia."


Vamos al lío. 

En primer lugar, son seis magnitudes físicas y una química (cuando además dice más adelante que es una unidad básica en química).

Yo nunca había oído eso de número mol, que además da lugar a errores, porque parece que el mol es un número. Claro, así dice que el número mol es una unidad, cuando lo que es una unidad es el mol, que no es un número. 

Y decir que sirve para medir el peso molecular es sencillamente no tener ni la más remota idea de lo que está hablando.

Lo que me acaba emocionando es que luego dice que la explicación es más o menos sencilla 😂😂😂 ¡La ignorancia es muy atrevida!

miércoles, 3 de noviembre de 2021

¡Qué café más rarito!

Esto del boom de lo ecológico está llegando a sobrepasar los límites del absurdo. No hay mas que ver el cartel siguiente, que estaba colgado el 31 de octubre pasado en la fachada de un bar de Vinaroz (Castellón), y por eso está escrito en valenciano.

¿Pero qué relación hay entre ecológico y sin sustancias químicas? ¿Qué es el café, un ente inmaterial? ¿Cuándo entenderá el personal que todo son sustancias químicas?

Con lo sencillo que es indicar que no se han utilizado productos añadidos para tratar el café, que el proceso es natural, que no hay contaminación externa, o lo que les parezca oportuno, pero, por favor,  que no escriban TONTERÍAS (y exculpo a los del bar, que bastante tienen con lo suyo, pero los enteradillos que hay en los medios de comunicación no tienen perdón).

martes, 2 de noviembre de 2021

La inercia en una raqueta de tenis

Este vídeo no tiene desperdicio ni necesita comentarios, así que lo mejor es verlo. En otra entrada ya subí un vídeo parecido, solo que el montaje era mucho más complicado que éste.

miércoles, 20 de octubre de 2021

Y al maldito Flash ... ¡¡¡tururú!!!

Como a principio de este año 2021 los visores web se negaron a mostrar contenidos en Flash, que siguen siendo muchos y muy interesantes los que hay para la Física y la Química, hace unos meses una amiga me pasó un par de apaños que no llegaban a resolver el problema (el plugin Ruffle para Chrome y el visor PaleMoon) e hice una entrada sobre el asunto.

Pero ayer la misma excompañera y amiga, que tiene un ojo clínico tremendo, me habló del visor Basilisk, que había instalado y que le funcionaba bien. Como yo hago honor a mi apellido y actúo como Santo Tomás, lo he descargado, instalado y probado. El caso es que funciona de maravilla: hasta ahora, todas las simulaciones Flash y vídeos integrados en los temas web que se usan en el IES Domingo Miral de Jaca se ven perfectamente, así que seguro que lo hacen en todos los sitios web en los que se encuentran alojados (TIGER, PhET, Freezeray, Salvador Hurtado, Walter Fendt, ...).


¿Cómo se hace funcionar? Es muy sencillo y aquí tienes la "receta":

- Accede a la página de instrucciones en pdf para ver cómo funciona el visor.

- Descarga el fichero comprimido Basilisk desde el documento anterior o desde aquí. Si la página se descarga en inglés, busca a la derecha DOWNLOAD OPTIONS y clica en la segunda, ZIP (60.7 M). Pero si carga en castellano ... ya puedes echarte unas risas, porque traduce TORRENT por TORRENTE y ZIP por CODIGO POSTAL, así que tienes que clicar CODIGO POSTAL 😂😂😂.

- Descomprime en tu ordenador y te creará la carpeta Basilisk Portable with Flash con los ficheros de la aplicación. Clica en la aplicación Basilisk-Portable ... y a funcionar. 

Este visor está basado en PaleMoon, y los desarrolladores han agregado una carpeta con los plugins de Adobe Flash Player, que han modificado para asegurarse de que no se pueden desactivar desde Adobe en el futuro.

La versión que se descarga en esta página es la de 32 bits para que funcione en cualquier ordenador. Ocupa 131 MB en disco.

Muy importante: como es una versión portable, no se instala en el ordenador ni altera el registro de Windows, por lo que no modifica para nada los equipos en los que funciona.

Puedes crear un acceso directo en el escritorio de tu equipo para facilitar la entrada en el visor. Y si copias la carpeta en un pendrive, podrás usar este visor en otros equipos.

Para terminar, y dedicado a Adobe con todo mi "cariño": 


martes, 19 de octubre de 2021

Reconvirtiendo el dióxido de carbono

A estas alturas casi todo el mundo es consciente de los problemas que genera el aumento incontrolado de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera, que ya están comenzando a sentirse de forma apreciable en distintas zonas del planeta.

Por esta razón hay multitud de grupos de investigación que buscan la reducción de la cantidad de CO2 que se vierte a la atmósfera: automóviles híbridos o eléctricos (dentro de pocos años no podrán venderse en Europa automóviles de gasolina o gasoil), sistemas de calefacción más eficientes y que generen menos CO2, ... La última moda es echarle la culpa a las vacas, que se dice que son responsables del 18 % del efecto invernadero, así que a comer menos carne tocan.

También hay métodos para eliminar el CO2: reacciones químicas para convertirlo en carbonatos, árboles tecnológicos para transformarlo en oxígeno, ...

Pero lo último es convertirlo en etanol, un combustible muy utilizado en automoción en Estados Unidos y en Brasil. Es un método catalítico que propone usar electricidad renovable y que consigue que la cantidad de COpermanezca constante, ya que el combustible produce COal quemarse, pero el método lo reconvierte en combustible que al quemarse vuelve a comenzar el círculo.

La descripción del proceso está en el artículo publicado en agosto de 2020 en Nature Energy y después en Química.es.

miércoles, 13 de octubre de 2021

El extraño caso de las fuerzas que no existen

Para empezar, quiero dejar bien clarito que tanto el título como el contenido los ha publicado Juan Cuquejo Mira en un artículo de la revista Muy Interesante

A esas fuerzas que no existen las trata como fuerzas ficticias que se utilizan para explicar lo que vemos que sucede en casos concretos como puede ser el frenazo de un coche. También analiza cómo toma una curva cualquier móvil, llamando fuerza centrífuga a esa fuerza ficticia.

En resumen ¡que yo hubiese firmado bien a gusto ese artículo! Y para no perder el tiempo, transcribo el contenido, no vaya a ser que se elimine de la web.

"Cuando al enseñar física se empieza a explicar la mecánica de Newton, las tres famosas leyes de la dinámica y la naturaleza de las fuerzas, todo suele empezar bien. Las fuerzas son entidades abstractas (todo aquello capaz de cambiar el estado de reposo o movimiento de un cuerpo), pero resultan lógicas, porque se experimentan a diario.

Los ejemplos son innumerables. Levantar una caja, que implica cambiar su estado de reposo para hacer que ascienda, supone realizar una fuerza, que conllevará un esfuerzo mayor mientras más masa tenga la caja. Cuando se recibe un empujón, la fuerza ejercida se nota de manera clara.

Tarde o temprano, en los temarios aparece el término 'fuerzas ficticias' o 'fuerzas inerciales', cuya definición es sencilla: fuerzas que 'aparecen' cuando se describe un movimiento desde un sistema de referencia no inercial (en esencia, uno que está sometido a aceleraciones). Es muy sencillo dar un ejemplo de uno de tales sistemas. Una persona que viaja en un automóvil tomará como sistema de referencia, de manera inconsciente, el propio automóvil, ya que está quieta con respecto a él. Sin embargo, el automóvil está sometido a aceleraciones todo el tiempo: cuando frena, acelera o toma una curva. Por eso, un automóvil en marcha es un sistema de referencia no inercial.

El concepto de fuerzas ficticias empieza siendo pintoresco, pero cuando el profesor de física asegura que la fuerza experimentada cuando un automóvil frena, que empuja hacia delante, o la que tira del tronco hacia los lados cuando se toma una curva, son ficticias, hay quien pierde la fe en lo que le están contando. ¿Cómo es posible que la fuerza que empuja hacia delante en un frenazo sea ficticia, si el cinturón de seguridad llega a hacerte daño al sujetarte? ¿Cómo puede ser ficticia la fuerza que quiere pegarme contra la puerta cuando el vehículo gira?

La explicación es sencilla. Cuando un automóvil frena, la fuerza que reduce la velocidad se ejerce sobre el coche, no sobre las personas que van dentro. El pasajero tenderá a seguir avanzando a la misma velocidad que llevaba el vehículo antes de frenar. Como se describe la física desde el punto de vista del coche, la fuerza que este ha recibido solo tiene el efecto de reducir la velocidad del propio sistema de referencia. El pasajero siente que algo lo empuja hacia delante, pero eso no es una fuerza. Lo que sí es una fuerza es la que el cinturón de seguridad, que va unido al vehículo, ejerce sobre el pasajero para igualar su velocidad a la del coche.

Se puede entender si se describe ese mismo suceso desde un sistema de referencia que puede considerarse inercial, como el de un observador que está quieto en el arcén. Cuando ese observador ve que el coche frena, advierte una fuerza que reduce la velocidad del coche. Sobre el pasajero no verá actuar fuerza alguna que lo empuje hacia delante. De hecho, si no existieran los cinturones de seguridad y el parabrisas, el pasajero saldría disparado del vehículo porque nada lo frenaría.

El mismo origen tiene la sensación de sentirse empujado hacia el exterior de una curva. Quien recibe la fuerza que lo hace girar es el coche. El pasajero tiende a seguir circulando en línea recta y debe ser el cinturón de seguridad u otro elemento el que ejerza una fuerza hacia el interior de la curva para que el pasajero gire con el coche.

Relacionadas con las rotaciones, existen dos fuerzas bien conocidas: la centrífuga y la centrípeta. Dado que las ecuaciones que dan su intensidad (módulo) son idénticas, suelen confundirse y, además, como la centrífuga es la que se siente cuando se viaja en un vehículo, es común olvidar la centrípeta que, con un matiz, sí es una fuerza real.


Como se comentó antes, para cambiar el movimiento de un cuerpo hay que aplicar una aceleración. A veces, no se quiere reducir el módulo de la velocidad (los km/h), sino cambiar la dirección del movimiento. Para ello, hay que ejercer una fuerza dirigida hacia el centro de giro (por ejemplo, para girar en una circunferencia, hacia el centro de la misma). La fuerza necesaria para mantener un cuerpo girando en tales condiciones es la fuerza centrípeta y es mayor mientras más grandes sean la masa y la velocidad y menor mientras más grande sea el radio de giro.

La fuerza centrífuga, la que cree experimentar el pasajero de un vehículo, tiene la misma intensidad, pero sentido opuesto. Y no existe. Un observador que contempla todo desde el arcén solo ve que una fuerza desvía el coche, pero ninguna que intenta sacar al pasajero del vehículo. Por eso, cuando se resuelve algún problema de física, el profesor no querrá verlo resuelto calculando la fuerza centrífuga.

El matiz que se mencionó sobre la fuerza centrípeta es que no es una fuerza que aparece cuando un cuerpo gira, sino la fuerza que es necesario imprimir a un cuerpo para que gire. Por tanto, algún elemento real debe ejercerla o el giro no será posible. Al tomar una curva sin peralte, será el rozamiento entre el neumático y el asfalto. En el caso de una honda o una bola atada a una cuerda, la fuerza centrípeta la suministrará la tensión del material de sujeción. Por tanto, se trata de una fuerza “teórica”: alguien tiene que hacerla y si los elementos que deben suministrarla, no pueden generar la suficiente, el giro será imposible. En el caso de un automóvil, implicará la salida del vehículo de la carretera.

Por eso, tomar las curvas despacio, en particular si el firme está mojado o helado, es una de las lecciones que se deducen tras aprender un poco más de física."